viernes, 16 de mayo de 2008

Venezuela Productiva

Estas líneas que escribo a continuación, trataran desde mi perspectiva la realidad que se esta viviendo en Venezuela durante estos días, no se trata de una crítica politiquera ni mucho menos demagojica. La intención es plasmar la inquietud que existe en mi ser desde hace algún tiempo.
Hoy 16 de Mayo del 2008, se vive cierta tensión en el país por las diferencias políticas entre la oposición y el gobierno, cuando la verdadera tensión la debería generar es: el alto indice delictivo, la inflación en todos los sentidos (exceptuando los salarios que se encuentran un poco, solo un poco por encima del salario mínimo), los cambios drásticos del clima y lo más delicado aún, y que no se toma en cuenta: LA PERDIDA DE LOS VALORES.
Esta perdida de valores se genera en la familia. Muchas veces por tratar de mantener una casa se descuida el hogar. Y al no existir unas bases sólidas en el hogar se comienza a desaparecer los valores tales como: la honradez, el respeto a lo ajeno, el respeto a la vida (tanto de animales, como de humanos), el respeto hacia nuestro projimo (padres, hermanos, vecinos, etc.), el mantener nuestros espacios públicos (calles, hospitales, universidades, colegios). Todo esto cubierto con la excusa: "El Gobierno no hace nada al respecto". Con el debido respeto de quien lea estas líneas, No es el gobierno (sin importar que sea Bolivariano o de la Cuarta República). Somos cada uno de nosotros que hemos perdido el sentido del valor de lo que tenemos.
Si en algún momento tiene la oportunidad de hacer un recorrido por: escuelas, liceos, iglesias, hospitales. Notará en que condición se encuentra dichos sitios. Esto sin nombrar el entorno inmediato que le rodea, llamese casa, apartamento, quinta, rancho, etc. Las paredes deterioradas, falta de pintura, desorden general, cosas colocadas en lugares no adecuados, etc. Todo esto ¿por qué?. Simple... nos hemos acostumbrado a responsabilizar a otros por cosas que deberíamos mantener, cuidar y proteger nosotros.
¿Donde está nuestra fibra humana? Se nos olvida que la tenemos, hasta que un día se debe utilizar un servicio de los antes mencionados y ... encontramos la realidad. Hospitales ensangrentados por falta de detergente para limpiar la sangre depositada en el piso por alguna emergencia recibida, una iglesia desboronandose (literalmente) porque solo existen feligreses en Semana Santa, cuando lo que se esta desmoronando es nuestra historia. Calles repletas de basuras por falta de organización (vecinal y de gobierno). Niños y mendigos cada vez en mayor cantidad, porque se tiene la creencia que con una limosna uno los ayuda. Esto nombrando lo menos severo, esto limitandome a la ciudad. Cuando se tiene la oportunidad de visitar un barrio se multiplica exponencialmente los problemas antes mencionados, más otros que no mencionare para que Usted tenga la oportunidad de investigar por su cuenta (si es de su agrado conocer la realidad de país que tenemos).
Todas estas cosas deben canalizarse, porque de lo contrario el degenero de nuestra sociedad será antes de lo debido, y luego allí, será muy tarde tomar correctivos. Cómo lo expreso el Dr. Martin Luther King (1929 -1968): Nuestra generación no se habrá lamentado tanto de los crímenes de los perversos, como del estremecedor silencio de los bondadosos.
La intención inicial de estas breves líneas es motivarles a crear un cambio. Si, un cambio de paradigma que nos permita cambiar el foco de nuestra visión, para poder lograr así una Venezuela productiva. Unamonos en una sola dirección, donde podamos rescatar los valores perdidos y hacer así una mejor nación.
Esto es solo el inicio...

No hay comentarios: